sábado, 11 de abril de 2009

All your BASE are belong to us: del clorhidrato de cocaína a la BASE LIBRE.

En esta entrada vamos a intentar complacer a aquellas personas que han preguntado, algunos con cierta insistencia, como hacer una base de cocaína.
Y de paso, vamos a ver si arrojamos algo de luz sobre los nombres que la gente -normalmente aquellos que no tienen relación directa con el tema- se inventan para nombrar a la base o base libre y que en realidad no tienen mucho que ver, excepto que en todos los casos se trata de preparaciones de cocaína (algunas de ellas que a pesar de ser nombradas con cierta frecuencia por "entendidos", nunca se han visto en España ni Europa).

Es este un manual breve y rápido, que no sustituye a algo más explícito como creo que será la guía que Eduardo Hidalgo incluirá en el libro que está elaborando sobre la cocaína, y del que parece que hemos coincidido en algunas ideas (aunque él ya había llegado a ellas antes en su libro "Heroína").

Para empezar... ¿qué es la base libre?
La base libre de cualquier sustancia orgánica, es el alcaloide puro sin que se haya formado una sal con él.
Normalmente casi todas las sustancias psicoactivas son sustancias con un grupo amino, un nitrógeno más o menos saturado con hidrógenos, y que ese hecho les confiere unas propiedades de sustancia con PH básico (lo contrario a ácido).
No ocurre en todas las sustancias, porque también hay ácidos que son psicoactivos, como GHB o el ácido iboténico, y sustancias que no son sino aceites que no contienen un grupo amino como el THC del cannabis.

En las que sí ocurre, esas sustancias se suelen presentar para el consumo en forma de sal.
Esta sal se forma con la adición de un ácido a dicha base orgánica, y principalmente facilita su consumo porque las convierte en sólidas si no lo son, o porque las hace solubles cuando no lo eran.

Por ejemplo, la anfetamina o la metanfetamina, son cuando no están en forma de sal, liquidos aceitosos con un fuerte olor a algo similar al pescado, y sin embargo el sulfato de anfetamina o el clorhidrato de metanfetamina son sales sólidas y solubles.
Que sirva esto también para aclarar a esos que piensan que la base de anfetamina es lo que venden empapando las bolas de speed húmedo: no es así.
Lo que las empapa suele ser o agua o cualquier otro líquido con el ÚNICO PROPÓSITO DE QUE PESE MÁS Y GANAR MÁS DINERO.

De hecho, secar el speed no le hace perder calidad. Al contrario, le hace ganarla en proporción al peso, ya que la anfetamina no se va a evaporar pero si lo que no debería estar ahí.

En el caso de la cocaína o de la heroína ocurre lo mismo. Ni cocaína ni heroína son solubles en agua si no están en forma de sal, por eso la cocaína viene en forma de clorhidrato -la sal formada por la molécula de cocaína con una de ácido clorhídrico (HCl)- para que pueda ser esnifada, o inyectada.

La heroína es un caso aparte: la mayor parte de la que llega a España es heroína en forma de base, pero se facilita su disolución de manera que pueda ser inyectada con una pequeña cantidad de algún líquido de PH ácido, como puede ser el vinagre o el jugo de limón, cuando no se dispone del aséptico ácido cítrico.
Esa es la "heroína marrón". La blanca, que es una sal refinada de heroína, es difícil de ver y bastante escasa, y su pureza es mayor por lo general, pero no sirve para ser fumada ya que se descompone por ser una sal, y se usa inyectada o esnifada.
Para más información sobre la heroína, recomiendo no se pierda nadie el estupendo libro tantas veces mencionado de Eduardo Hidalgo, que además de estar disponible en librerías, el autor ha tenido la generosidad de ponerlo (en su mayor parte) a disposición de todos los internautas a través de google books.
Esta es la dirección donde podréis consultar el libro cuando queráis:
http://books.google.es/books?id=R-qb2SY9I0kC - HEROÍNA (E.Hidalgo, Ed.Amargord)

Cómo la cocaína viene en forma de clorhidrato y se vende así (aunque ahora ya se vende en algunos poblados de grandes ciudades como base libre lista para fumar) las personas que quieran fumarla sin hacer el tonto destruyéndola en más del 90% como ocurre con esos que se hacen "nevaditos" o que impregnan el cigarro con una raya de cocaína (desperdiciada), tendrán que convertirla a una forma de cocaína que se pueda fumar -en plata, en pipa, en un cigarro- sin que se descomponga.

La base libre se comporta como un material que pasa según le das calor de sólido, a líquido y a gas, y esa es la forma en que ha de estar para poder usarse por vía pulmonar (que sin llegar a ser lo mismo que la inyectada, hay quien la compara y es una de las formas y drogas más adictivas, hasta el punto que cabe preguntarse si existió una epidemia de heroína como se nos ha contado, o fue de cocaína teñida de heroína en buena parte).

Así que la base libre sería el resultad de pasar del clorhidrato a la molécula sin ese átomo.
Eso se puede realizar con muchos compuestos que tengan un PH básico para que se combine con el átomo de ácido y libere la base, pero los más comunes son los preparados de amoniaco.

El resultado no es, como creen algunos, el basuco.
El basuco es un preparado tosco y con impurezas de cocaína que no ha sido procesada hasta el clorhidrato, por falta de material y ahorro de costes. Esto reduce su precio por no necesitar químicos que son valorados en los países productores y por la poca manipulación necesaria. El basuco, sólo se puede fumar y se hace en pipas, porque las impurezas no lo hacen adecuado para fumar sobre plata.

Tampoco es el crack, que es un preparado a base de cocaína en base y bicarbonato sódico.
Puede haberse hecho partiendo de clorhidrato de cocaína, pero lo más común es que se haya hecho partiendo de la pasta base de coca que no ha llegado a ser convertida en sal, ahorrándose un paso y productos químicos.
El crack es mayor en volumen (por el bicarbonato) y exclusivamente fumable en pipas (más o menos cutres) ya que la cocaína que contiene se evaporará, pero quedará el residuo del bicarbonato que no reaccionará igual, ya que necesita temperaturas mucho más altas para llegar a evaporarse.
Esa diferencia en volumen le hace más manejable y barato en proporción al peso, y eso lo hizo accesible a grupos sociales en USA que no tenían acceso a la cocaína por su alto precio.

Y fue la respuesta predicha por más de una persona con la visión no enturbiada, con la que el mercado de la cocaína reaccionó a la restricción de precursores como el eter y la acetona o el ácido clorhídrico.
En lugar de frenar la expansión de la cocaína, se encontraron con una cocaína mucho mas adictiva, peligrosa y accesible, que cualquiera con 5 dólares podía adquirir.

Explicado que es la base libre de cocaína, el basuco y el crack, vamos a ver como se hace una base de cocaína partiendo del clorhidrato.
Esto no pretende ser un manual con la única forma de hacerlo, sólo con una habitual que es accesible para cualquiera en este país.

Con la ayuda del "Licenciado Lega", que se prestó a ser fotografiado en la elaboración de una base de cocaína, aquí va el breve manual.


MANUAL: DE LA COCAÍNA EN SAL, A LA BASE LIBRE.





1º Comenzamos con la preparación de todos los materiales necesarios. Cocaína en sal -imprescindible- para hacer la base, amoniaco no perfumado que en cada lugar tiene su preferencia y el de la marca Volvone es uno de los más apreciados, mecheros con buena llama, una cuchara donde hacer la reacción y algo de papel de water o de servilleta para recoger el amoniaco sobrante (ya que no todo el mundo "lava" la base).






2º Depositamos la cantidad de cocaína que queramos en la cuchara. No es aconsejable pasar del cuarto de gramo, por cuestiones de espacio y proporción con el amoniaco así como con el calor necesario para la reacción.





3º Añadimos el amoniaco a la cuchara y la cocaína. No lo dejéis caer encima goteando, o la cocaína saltará fuera de la cuchara. Echadlo con cuidado desde cerca y no sobre la cocaína directamente. El amoniaco tiene que cubrir del todo la cocaína depositada en la cuchara.





4º Ahí vamos con la reacción. Se le da fuego con el mechero por debajo. ¿Cuánto? Es algo que se aprende con la experiencia, observando como reacciona y depende también de cada coca (y más con la variablidad que hay hoy en día). Es aconsejable usar un mechero con llama normal, ni pequeña porque no se haría, ni grande porque podríais quedaros sin nada.
Se le va dando progresivamente pero de forma constante y observando qué ocurre (eso nos dirá cuando parar).





5º Paramos un momento para observar la evolución de la cocaína. En esa imágen se ve como hay trozos de la coca que se han ido "fundiendo" y "haciendo gota" en el centor de la cuchara, pero aún hay trozos que no. Observamos también como se ha ido desprendiendo espuma que se ha ido a los lados de la cuchara: eso siempre ocurrirá, aunque la cocaína fuera 100% pura. Es la reacción del amoniaco con el átomo de HCl que deja la base libre.






6º En este punto, la "gota" de base ya está hecha. Mientras que la cocaína en sal suele tener un color de blanco nieve, la gota cuando esta aún caliente tiene un color de un blanco "roto" o un gris blanquecino. Si en esta gota -ojo, aun caliente- quedasen partes de clorhidrato que no han reaccionado, se verían zonas mas blancas, que necesitarían de un poco mas de calor.
Cuando la gota se enfría, aun dentro del amoniaco, tiende a solidificarse y cristalizar -si, hay muchas sustancias que como base son capaces de cristalizar- volviendose más blanca.





7º Con mucho cuidado se recoge, primero por el exterior y bordes, ya que es donde se ha acumulado, la espuma del amoniaco sobrante. En esta imágen, se ve que la gota por haber tardado mucho (por hacer las fotos) se ha ido cristalizando y solidificando.
Esto ocurre poco a poco, y no toda ella está sólida, así que hay que tener cuidado, porque con la servilleta no sólo se puede absorber el amoniaco... también podéis llevaros la gota impregnada en el papel... y eso no es el objetivo.
Repito, cuidado y pulso firme.





8º Terminamos de sacar todo el amoniaco sobrante, con mucha atención a lo ya mencionado. En este caso se hace inclinando ligeramente la cuchara sobre una servilleta que va absorbiendo.






9º Y este sería el resultado, una gota ya casi cristalizada del todo de cocaína en base libre. Mucha gente "lava" la base, ya que la base de cocaína no es soluble, y para retirar todo el resto del amoniaco, se le echa água a la cuchara cuando ya se ha completado el proceso de formación de la base.
Así el amoniaco sobrante se va, y la gota de coca se enfría, solidificándose antes.
Otras personas no lo hacen, porque hay quien opina que el amoniáco favorece la absorción de la cocaína, haciendo que el "flash" al fumarla sea mayor.
En cualquier caso, aunque se lave con agua, habra que retirar el líquido sobrante, y habrá que proceder de la misma forma que la descrita.





10º Y este es el resultado final. La gota cristalizada quedó en el centro de la cuchara, y con una pequeña cuchilla, se parte si se va a usar en pequeñas porciones sobre una pipa para fumar coca, o no es necesario si se va a poner sobre plata toda ella y se va a fumar.
Si en el paso anterior la coca no ha solidificado, y ha quedado como una pequeña gota de "leche condensada" pegada a la cuchara, basta con removerla como si se raspase en círculos con la punta de un cuchillo, una hojilla, una navaja... y en cuanto se remueva un poco se solidificará en el acto.
Así no quedará hecha una pieza, pero siempre se puede rascar sobre la cuchara y sacarla toda, aunque será mas difícil de manejar si el objetivo es fumarla en pipa, ya que en plata al darle calor y fundirse toda junta, no se tendrá ningún problema.


Y esto ha sido todo, se admiten correcciones y opiniones que ayuden a ver más claro el proceso, que es uno de los pocos procesos químicos en los que la cultura de la droga entra, alterándo una molécula para poder darle un uso distinto, y no sólo modificando presentaciones o con alteraciones mecánicas o físicas (como machacar bien las rocas antes de esnifar, por ejemplo, o extraer el metilfenidato del rubifén farmacéutico).

Ah, no puedo pasar sin volver a nombrar al generoso hombre que ha permitido las fotografias de esta base, el Licenciado Lega.



ANEXO CON FLEXO... PREMIOS DEL PRIMER CONCURSO:

Aun faltan personas por recibir los premios del primer concurso de la Drogoteca.
De momento, los que han recibido son el Licenciado Lega, que pidió unas bragas usadas y llenas de regalos sorpresa, cosa que recibió con un coste aproximado de unos 50 euros, que fue la cantidad calculada para el ganador.

Y de eso... ya hace más de un més o dos. Por lo visto, debió de quedar muy satisfecho (¿no le veis la sonrisa de hombre realizado?).

El señor Nick-nick, en su búsqueda incansable de la senda del yonky, camino de autoconocimiento sin igual, pidió una máquina de resonancias magnéticas portatil para escanear cerebros.
Y por supuesto, dispuestos como estamos a dar placer, no se la enviamos.
Pero le enviamos unas chucherías del kiosko de al lado de casa, concretamente "Kantimploras" y "Peta Zetas", así como "Escalofríos" de dos sabores.
Me consta que pasa a ser otro lector satisfecho... tanto que ha ofrecido su cuerpo como un premio más para el próximo concurso (y lo hemos aceptado).

El señor Laurita-Travelo, pidió unas pastillas de freno para sus desbocado corazón, y aunque se le han querido enviar varias veces, siempre ha dicho que no se le envíe, que lo recogerá él.... aunque suene difícil de creer, él piensa que se desplazará hasta aquí en busca de las pastillas de freno.

Y por faltarme, me falta Mr.MOAB, que solicitó algún RC que estuviera totalmente dentro de la legislación y que no tuviera que implicar ningún trastorno legal... y sólo tiene que elegir entre los varios que hay a su disposición (incluyendo San Pedros y amanitas, aparte de los químicos habituales).
Repito: pongase en contacto conmigoooooooooooo!!!

A JuanpaZGZ, como fue a la vez ganador del "concurso concéntrico" le corresponde también algún detalle que pueda saborear, y junto con el Hobbit-Ravero y DRUGBUSTER, el regalo de "consolación" que aún está pendiente de hacerse, con la ayuda de los artistas lectores de la web... que yo la parte artística nunca la he dominado.

Pero vamos, MOAB y DRUGBUSTER, ponganse en contacto, al menos para sus datos en el caso de DRUGBUSTER y para elegir en el caso de MOAB.

Y dicho esto, y con un bizcocho, lo siento por esos que se quedaron fuera... esperando que la providencia tuviera a bien iluminar sus mentes para hacerles dignos merecedores de recibir algo que les impulsara en el camino.
Algunos tendrán que seguir intentándolo, y otros, pueden seguir esperando y es mejor que lo hagan sentados...

Por supuesto, detritus mentales, ratas humanas, cuentacuentos de la peor estirpe y menores de edad cronológica, mental y moral, no se molesten... aquí son sólo objeto de compasión, o de dos tortas bien dadas para ver si espabilan (todo llegará...).

A cuidarse!!

miércoles, 25 de marzo de 2009

Vaporizador casero: la pipa del yonqui.

Desde hace algún tiempo, hay peticiones de algunos,lectores pidiendo un tutorial para fumar en plata (sobre hoja de aluminio), ya que están tocando algunas sustancias que tienen la cualidad -o la necesidad- de ser vaporizadas para poderse usar.

Fumar sobre plata o "en plata" es algo que requiere arte y técnica, que se gana con el uso, y el cual (ese "uso") es mejor no llegar a adquirir nunca.

Pero no por eso se debe desaprovechar lo que enseña.
Fumar en plata no tiene mas misterio que el de evaporar una sustancia dándole calor desde abajo, y absorber el humo que desprende sin quemarse. Algo sencillo, pero que implica que la sustancia se mueva, y la fuente de calor, para no quemarse sobre el mismo punto, ya que "la plata" no es una plancha de acero precisamente.

Hace unos días, con la llegada de cierta cantidad de DMT que abasteció a un buen número de personas, algunos se quejaban de lo difícil que era vaporizar y poder fumar 30 mgs. y asi llegar a tener efectos como los esperados

La mayoría se quedaban una y otra vez a las puertas, y alguno, aburrido o curioso, le dio por fumarlo en "plata".
Parece que la cosa, sin llegar a ser la solución, estaba más que bien, y el método ha sido probado por varios, pero con las perdidas de humo, tampoco han llegado muy lejos.

El método que desde esta web hoy vamos a explicar, es como construir un vaporizador casero en menos de 5 minutos, que tiene la ventaja de que NO SE PIERDE NADA DEL HUMO O SUSTANCIA VAPORIZADA.

Alguno que lo vea, me puede decir, que lo que estoy haciendo es una "pipa yonqui" para fumar base de cocaína.
Pues también. Es la forma más rápida y eficaz de vaporizar la base de golpe y fumarla (aunque existen otros métodos como el del vaso) y a veces es comparada con la administración intravenosa.

Lo cierto es que este método sirve para vaporizar en contacto directo con fuego (ojo con que ponéis en él) cualquier cosa... desde la habitual base de cocaína -no sirve el clorhidrato, se descompone- a la base de DMT, cafeína (no lo recomiendo), base de heroína...

¿Por qué tanta mención a la base?
Las sales de materiales orgánicos, se destruyen casi siempre antes de evaporarse.
Y sin embargo las bases, pueden llegar a ser vaporizadas sin ser totalmente destruidas.

La sustancia vaporizada pasara al interior de la pipa y de ahí a los pulmones, con la ventaja de que si no podemos con todo, solo hay que esperar porque el humo queda en la botella, y podemos repetir una calada, con mechero o si hay humo suficiente (no suele...), sin él.

Y ahí va el tutorial. A lo Arguiñano.

Ingredientes para una "Pipa Yonqui" o Vaporizador Casero Ultra-rápido:

- Botella de plástico vacía.
- Papel de aluminio.
- Aguja o alfiler (no demasiado fino).
- Cigarros y mechero.
- Un bolígrafo (BIC son los mejores) o lapicero (por su tamaño).
- Agua corriente, aunque si la necesidad aprieta, vale casi cualquier liquido.



1º Seleccionamos una botella de plástico. El tamaño es importante, ya que de eso dependerá que sea manejable, y la cantidad de líquido que le tendremos que echar.
No siempre se dispone del que se quiere (recordad que esto también es una pipa de emergencia).



2º Para esta demostración y a falta de otras, no tengo más remedio que hacerlo con una botella de un litro y medio. Una salvajada que no cabe en cabeza alguna, cuando el tamaño ideal, es el de la botellita de agua normal.

Le quito a la botella todo papel que me impida ver, le retiro el tapón y conservo la anilla que suele venir de precinto de seguridad (la que se separa al abrirla por primera vez).
Ésta tenía restos de té, pero no importa, se lavará en el proceso.




3º Con un cigarro se hace un agujero a la botella. Hace falta práctica para atinar con el ancho exacto necesario para el tubo que servirá de boquilla por donde se aspirará.
Se guarda el cigarro mientras sigue consumiéndose, ya que necesitaremos la ceniza, y posiblemente la brasa de nuevo para hacer el agujero más grande y adaptado al tubo que hagamos.
Si se usa un boli BIC para hacer el tubo, el agujero del cigarro queda pequeño y hay que agrandarlo.



4º Aquí vemos varios pasos a la vez. Primero hemos llenado la botella de agua sin que quede muy cerca del agujero, para que el tubo de aspirar no se nos meta y bebamos agua con ceniza.
El espacio que se deja es de lo más importante, ya que de eso depende la fuerza que amos a tener que hacer aspirando, y lo que nos cansará.
A mayor espacio -volumen sin agua- más fuerza hace falta para aspirar y hacer el vacío que haga que la sustancia vaporizada entre en la botella y en nuestros pulmones.

Tras echar el agua, con el agujero hecho (aunque el agujero se puede hacer después en lugar de antes), ponemos el trozo de papel de aluminio en la cabeza de la botella, y lo fijamos con la arandela que habíamos reservado.
En lugar de una arandela se puede usar cualquier cosa que sujete, y con algunos tipos de botella, si se aprieta bien en los lados con el aluminio, no es necesario fijarlo con la arandela ni nada.




5º El tubo de aspirar, hecho de "plata" y con la forma y el ancho tomado de un bolígrafo.
Es bueno que tenga más de una capa, sobre todo en los bordes superiores antes de enrollarlo, ya que es lo que va a tener que pasar por el agujero, y facilita las cosas si tiene cierta dureza que con una capa de papel no se consigue.



6º Empezamos ya a preparar la entrada de la sustancia que vayamos a vaporizar.
Para eso le hacemos unos agujeros por donde pasará la corriente de aire caliente del mechero con la sustancia vaporizada.

Yo tengo la costumbre de hacerlos en el lado opuesto al que este el tubo, para no estar cerca de la llama, y solo en ese lado, para no tener que cubrir toda la boca de la botella con ceniza o material inerte que evitara que al fundirse la sustancia -porque antes de evaporarse se funde, si no es Iodo u otro material que sublime- caiga adentro sin ser aprovechada.

Con los que se ven en la foto, realizados con una aguja de coser de tamaño ligeramente grueso (pedidle a vuestra madre una aguja de coser vaqueros) a mi me vale.

Pero tengo buenos pulmones, y el equilibrio entre mi capacidad pulmonar, el espacio con aire que hay y el numero de agujeros, determinará la presión que se realizará, absorción y vacío por lo que determinará también la velocidad de entrada del aire-llama del mechero y como de rápido se llenará de vapor de DMT, Cocaína o Heroína, la cámara de la botella (el espacio sin agua). Cada cosa necesita su ritmo para fumar, dosis, y velocidad de llama para evaporarse, pero eso es cuestión de adaptarse y de jugar con variables como la cantidad de llama, la cercanía o el grosor de la ceniza que hace de cama.



7º Y encajamos todo el kit. Sólo faltan un par de cositas.... además de asegurarse que el tubo es suficientemente ancho como para cerra la entrada de aire de su agujero, o no entrara la vaporización al no haber menos presión (cuando absorbemos) en la botella.



8º Colocamos la ceniza que nos iba a servir de soporte inerte sobre los agujeros, una vez encajado todo. Tapamos todos los agujeros que hayamos hecho.



9º Y ponemos encima de la ceniza, la materia que queremos evaporar... que en este caso es esa cosa blanca que se ve sobre la ceniza...



10º ¿Se ve mejor ahora? Unas postillas de base de tropano colombiano dispuestas para ser moléculas libres en flotación.



11º Y llega el momento: con cuidado nos acercamos, procurando no tocar mucho la botella a riesgo de que se mueva la sustancia y caiga fuera de los agujeros o fuera de la botella. si hace falta, para cerrar el agujero del tubo y dado que esta hecho de un material que se adapta ligeramente, tal vez baste con "direccionarlo" con el dedo hacia algún lado.
Pero recuerda que debe permitir que pase el aire a través de él... o el aire primero...

Y con el mechero amenazantemente encendido que vamos acercando a la sustancia mientras aspiramos...



12º Llegó el momento de la verdad. Aspirando de forma constante y acercando el mechero según sea necesario (a veces hasta enchufarle directamente) cargamos de vapor de lo que sea el aire, y empieza AL MISMO TIEMPO a entrarnos en los pulmones.
Retiramos el mechero y seguimos aspirando hasta donde podamos.

¿Por qué mayusculas en "AL MISMO TIEMPO"?
Porque no es como un bong, que deja el vapor libre al quitar el dedo, con esos dos tiempos de primero cargar, y segundo fumar.
En esta "pipa yonqui" ambas cosas van juntas...

A ver esos pulmones, machotes!!



13º Y aquí una muestra de lo que pasa cuando te has pasado metiendo sustancia, o cuando hay demasiado espacio vacio de agua y te cuesta tirar de él, o cuando has querido dejarlo ahí para que lo vieran... como es el caso. Queda el humo esperando, no os alarméis...




14º Y ante esa situación... ¿qué hacer? Pues aspirar... aspirar hasta vaciar, y volver a "cargar" la pipa para una nueva calada.... pero ojo, despacio.
No menosprecieis esta forma de administración, que puede dar un susto a más de uno de los que creen que fumando, no es tan peligroso.
Ojo, la vía pulmonar es la vía de administración más rápida que existe en psicoactivos, superando a la intravenosa... aunque con la intravenosa la cantidad que se administra puede ser mucho mayor, con la pulmonar el efecto suele ser inmediato ganando por poco a los demás inyectables.

Y en el caso de algunas drogas, como la cocaína en base, comparan el efecto con el de la inyección, según percepción de antiguos consumidores por vía venosa.



Espero que este "tutorial de bricoyonqui" os haya servido, le deis buen uso, e investiguéis por vuestra cuenta... siempre cualquier te puede enseñar algo, y nunca sabes cuando te va a hacer falta.


P.S: Aclaro que el agua, que yo recomiendo, no es para enfriar el humo ni para nada por el estilo. Simplemente es para que la ceniza que va cayendo, quede retenida y no se aspire en la siguiente calada.
Y algún principiante, reconociendo su poca capacidad, ha hecho un intento de emular la pipa, con una botella de agua mineral (el recipiente más cómodo y habitual).

miércoles, 4 de febrero de 2009

Ésta me gusta, me la hago yo!! Entrevista con un activista químico (I).

"El hombre es
una breve aventura química
sin sentido"
Manuel Vicent.


Desde que el hombre es hombre y en su evolución comenzó a ser un animal sedentario, lo primero que hizo -aparte de buscar emplazamientos que le facilitasen la existencia por sus recursos- fue procurarse unos bienes de consumo, que cubrieran necesidades básicas, y en primer lugar estuvo el procurarse mediante la agricultura y el pastoreo, alimentos que le permitieran vivir de forma sostenida.


En el caso de los consumidores de drogas esto ha sido similar. Cualquier consumidor se ha planteado producir la sustancia que le gusta tomar. Tal vez como medio de conseguirla barata, o conseguirla pura, y de esa forma ganar en calidad y en seguridad, que es precisamente el espacio donde más atenta al mercado de drogas la prohibición: las hace desmesuradamente caras e impide que las personas puedan saber si consumen algo o lo contrario, siendo la principal causa de problemas relacionados con drogas la fosa de ignorancia en la que se introduce uno al tener que sufrir las consecuencias de la prohibición.


Aunque no sólo el narcotráfico saca beneficio de la prohibición: mientras que un gramo con un 90% de pureza de MDMA se puede comprar en el mercado negro por menos de 50 euros, la más importante empresa química del mundo, lo produce al módico precio de 11.300 euros el gramos si son dosis de 10 miligramos, o a 8.000 euros el gramo, si es en bolsitas de 50 miligramos.

Teniendo en cuenta que una dosis generosa de MDMA son unos 150 miligramos, la experiencia del MDMA legal a una persona, le costaría como mínimo unos 1.200 euros... y mientras cualquier joven puede conseguir una bolsita con medio gramo de MDMA -unas 3 dosis largas- por 30 euros.

Todos nos hemos planteado alguna vez ser capaces de producir nuestro cannabis, nuestro MDMA, nuestro speed....... todos.

En algunos ese planteamiento ha durado unos breves segundos, conscientes de que el esfuerzo que supone aprender, comprender y llevar a cabo algo así es demasiado grande para la recompensa... cuando siempre se puede llamar al camello.

Sólo en el caso del cannabis (y algo en el caso de los hongos con psilocibina-psilocina), que tiene detrás una fuerte industria y que se puede producir con un coste muy bajo para mantener el consumo personal, parece que se ha logrado de forma general (aunque la crónica vaguería hispana sigue haciendo que sean una minoría los consumidores de porros que se los producen ellos mismos).


En el resto de las sustancias, la que resulta más sencilla de producir para quien quiera ponerle un poco de interés, es la metanfetamina.

Meth, Ice, Cristal (no el de aquí, el nombre pero en USA) o Crank son algunos de los términos con los que se conoce a esta sustancia, que paradójicamente es desconocida en España, a pesar de que existe una fuerte demanda de estimulantes (mirese el consumo de cocaína).

Se podría decir que la "receta" para hacer esta droga partiendo de algunos productos fáciles de conseguir está bien sembrada en la red. Y además es correcta en muchos lugares, y no es un chiste malo como la archiconocida formula para fabricar LSD casero con un par de cajas de cervezas Foster.


En los foros sobre drogas, aún hoy, se puede encontrar a menudo algún iluminado por el conocimiento que, en un arranque eufórico, expone al mundo que va a hacer metanfetamina y que sólo necesita un poco de ayuda...

Es curioso que ninguno de esos químicos vocacionales se plantee primero... ¿¿por qué no lo están haciendo otros si resulta tan sencillo???

Y si a eso le sumamos que a su petición de ayuda, corren raudos y veloces los más avanzados de la clase de química de 1º de carrera, que al verse rodeados de un montón inmenso de tipos que no saben escribir ni leer en muchas ocasiones, se sienten capacitados para dar consejos sobre como proceder dirigidos al nuevo aspirante a químico clandestino.


El ciego guiando al tuerto, dándole consejos que se acaban pareciendo a los programas de televisión de fin de Año, donde se limitan a cortar y pegar videos sobre todas las equivocaciones cometidas a lo largo de ese ciclo.


No acaban, nunca se acaban. Siempre habrá otro más intentándolo (en distintos grados, desde la palabrería habitual al que se fabrica un condensador manualmente), y siempre un estudiante diciéndole cómo hacerlo.... pero que no lo ha hecho porque no tiene ni zorra en realidad, pero no le importa que otro haga de conejazo de indio.


La realidad muestra que no hay síntesis de metanfetamina en nuestro país, pero cuando aparece es de forma anecdótica y en círculos muy reducidos.

Y en uno de esos círculos, está el invitado que hoy entrevistamos: el tipo que sin ser químico, pero usando los conocimientos del bachiller y echando horas de lectura... aprendió a cocinarse su propia metanfetamina.... entre otras cosas.

Y ahí va, tal y como está.

Incompleta, y con una segunda parte que se completará con las preguntas de los lectores, que pueden dejar en los comentarios.
Si el cocinero sabe -porque tiene la humildad necesaria como para no inventarse respuestas- las contestará para bien de los aspirantes a conseguir el título de Quimicefa del Año.

Las fotos de condimento en esta entrada, están cedidas por el cocinero, y pertenecen al medio gramo de clorhidrato de cocaína que produjo hace una semana... para su mujer.

Vive en un paradisíaco lugar en el sur de Francia, y trabaja como educador con adolescentes problemáticos (a mi me hace gracia eso... cuál no lo es a esa edad??).

Sin más.



Entrevista

 al Vampiro (I)


- Buenas nos dé Dios. ¿Me puede decir su nombre?


- Claro que no. Si lo hiciera, acabaría llamándome Monsieur Capullo...


- ¿Teme represalias? ¿Acaso el conocimiento no es algo que está siempre dentro de la ley?


- Pues si. En este mundo existe una extraña ley que coarta la libertad incluso a los que no perjudican a segundos ni a terceros. Ya he sufrido una vez sus consecuencias y prefiero no tentar la suerte. Incluso con la conciencia tranquila, el castigo social puede llegar a ser muy cruel...


Desgraciadamente el conocimiento no tiene porque estar dentro de la ley. Imperfecta como es, acepta una barbaridad de interpretaciones; y curiosamente siempre terminan ganando las que se alejan mas del espíritu científico. Incluso en las universidades hoy día las leyes, la burocracia y todas las normas, de facto están minando nuestra capacidad de aprender de una forma real.


Estoy de acuerdo en que tienen que existir límites y acuerdos sociales pero creados desde una perspectiva honesta y para defender la libertad y garantizar el desarrollo del individuo.



- Claro, eso seguro que lo dice porque tiene algo que ocultar. Fijo que no es un estudioso de la ciencia sino un criminal... a qué se dedica?

- Lo único que tengo de criminal es mi humor, y va en serio. Para el resto soy como cualquier persona, tengo mis hobbys y disfruto como puedo de mi vida. El problema si es que se le puede llamar así, es que muchos de mis hobbys incluyen total o parcialmente esta maravilla de cosas que son las drogas.


Pero vaya, no soy más criminal que un psiquiatra apasionado por su oficio.

Tampoco me considero estudioso de la ciencia. Eso queda muy solemne.
Yo diría más bien que me gusta la ciencia aplicada.

Volviendo a tu pregunta, me dedico a la educación con jóvenes algo problemáticos, así que me gano la vida honradamente y en ningún caso hago dinerillo extra con nada que pueda ser ilegal. No tengo ningún problema con quien lo hace pero es una cosa que creo que no me compensaría.


En cualquier caso no tengo nada que ocultar a mis allegados, a quien sí me importa y me conoce. Incluso a mis hijos no les esconderé en ningún caso cualquiera de mis facetas.




- Ah no? Y que tal le parecería que le llamasen del colegio del niño porque le va diciendo a sus amiguitos cosas como que su papá hace unas cosas tan buenas en el sotano con sus amigos, que estos le dicen: "Tú sí que sabes lo que es un polvo que te deje feliz, y no la pesada de mi mujer...."
¿Sabrá gestionarlo?
O se ha pasado de lanzado... mezclando niños y drogas, no cree?

- ¡Pues me parecería muy mal! Que mi hijo vaya comentando cosas de la vida sexual de mis amigos por el colegio me enojaría bastante.

Hablando en serio. No tengo ni idea de si sabré o no gestionarlo. Supongo que lo que diga hoy poco puede valer mañana cuando tenga casi el 50% de mi propia carga genética haciéndome trastadas por casa.

Lo que sí sé es que es la misma sociedad quien mezcla niños y drogas, y lo hace a diario. Así que al plantearme estos temas aunque sea a nivel de cábalas no lo veo muy distinto a plantearme qué tipo de educación me gustaría darles.


Conste que en cualquier caso yo he mezclado hijos y drogas, no niños y drogas.

Creo que el proceso de formación y educación con este tema no hay que hacerlo de golpe y es necesario adecuar el discurso a cada edad teniendo en cuenta en todo momento las leyes de las que hablábamos al principio y sobre todo el no clandestinizar facetas de loa propia vida.

Si a los cinco años me pregunta "¿Qué has hecho en esos botes?" y yo le digo "Un perfume." no tengo porque mantener la misma versión de los hechos toda su vida. Ello dependerá de la propia capacidad para evaluar el momento vital del hijo y las ganas de ser franco con uno mismo.




- ¿Y cuando su hijo lea esta entrevista con 14 años, y algún malicioso educador le diga: "Ese... ese es tu padre"? ¿Cómo planteará entonces que no debe violar la ley ni transgredir la beatífica naturaleza de su química corporal con sustancias exógenas sin prescripción médica?

¿Qué hará entonces? ¿Más perfumes con olor a acetona?

- Pues estamos un poco en lo mismo. Si hasta los 14 años no hubiera existido ningún proceso formativo previo, evidentemente que la cosa se pondría peliaguda. Pero vaya, que hasta esta edad ya se puede haber trabajado la relatividad de las palabras bueno y malo, legalidad e ilegalidad, moral social y ética personal, e incluso, si a partir de los doce van al instituto ya se puede haber hablado unas cuantas veces de drogas.

Incluso en alguna de esas ocasiones, haber incidido en lo que es un cerebro en desarrollo y lo importante de evitar consumos en edades tempranas.

Si yo he hecho eso, a quien le toca evitar ilegalidades y consumos no es a mí, sino que le corresponde a él.

En cualquier caso y tengan la edad que tengan los hijos son personas con derecho a equivocarse y los padres deben estar allí cuando eso ocurra y no antes.

Y bien, por mi parte si realmente se planteara la situación sería un buen momento para mostrar otras facetas mías mas en acorde al mensaje que le quiero hacer llegar a esta edad y dejar los experimentillos para otro momento en el que no pudieran tener un impacto potencialmente negativo para su educación.

En fin, el tiempo dirá.



- Tengo la sensación de que estamos pasando por alto la razón que le trae a estas páginas como entrevistado... y es que usted fabrica drogas, no? ¿Qué hace exactamente o qué sabe/puede/suele hacer?


- Jua jua jua! Ya pensaba que me libraba del tema! Pues bien supongo que a estas alturas ya no es ninguna sorpresa decir que sí. Cuando me apetece por el resultado o por aprender e investigar el mismo proceso me pongo manos a la obra.


Inicialmente mi obsesión era poder autoabastecerme de casi cualquier tipo de droga, estimulantes, depresores, psicodélicos, etc., aunque finalmente mis limitaciones como químico, el acceso complicado a algunos precursores y las pocas ganas de correr riesgos innecesarios se han encargado de limitar la variedad de drogas potencialmente fabricables con mis recursos.


Respondiéndote de forma más concreta, te digo que se/puedo hacer cualquier extracción de fuentes vegetales. Setas, cactus, plantas ayahuasqueras, opiáceos, coca, etc. En realidad así es como se empieza y de hecho si el objetivo fuera simplemente autoabastecerse no haría falta ir mas allá dada la generosidad del mundo vegetal.


En mi caso el hambre resultó no ser para abastecerme sino que para aprender y ver donde podía llegar un profano como yo así que continué con las extracciones de medicamentos, purificación de drogas callejeras y finalmente me centré con la nanosíntesis de metanfetamina y con alguna otra modificación molecular menor como la isomerización del THC.


Llegados a este punto no he seguido a nivel práctico aunque a nivel teórico no he parado. Es cierto que para continuar hay que hacer un salto técnico y teórico así que me puse unas cuantas experiencias en cartera y estudié. Mis próximos planes están en síntesis de opioides, opiaceos, alguna fenetilamina y a medio o largo plazo mda y/o mdma.


De todo ello, lo que he seguido haciendo durante este tiempo de manera puntual ha sido cocaína para mi pareja y metanfetamina para mi. Esto ha respondido al hecho de no tener acceso a ellas en la calle y me ha permitido optimizar los métodos para pequeñas cantidades.




- Ale, y lo dice y se queda tan tranquilo. Ni más ni menos que cocaína y metanfetamina!!

La droga más peligrosa del mundo... ¿no?

- Pues sí, lo digo y sin pestañear aunque supongo que el anonimato ayuda mucho.

Lo de ser la droga más peligrosa del mundo es en según que mundo. Resulta que en el mundo de EEUU e Inglaterra si lo es, o como mínimo eso afirma la versión oficial. En el mundo de España la situación parece distinta ya que allí la droga más peligrosa del mundo resulta ser la heroína incluso ahora que su uso parece haber llegado al un mínimo histórico desde hace 35 años.
No hace falta a estas alturas venga con la frasecilla que el veneno no lo hace la sustancia sino que la dosis y la pauta de consumo, aunque si es verdad que como mínimo en mi caso hay que tener especial cuidado con ciertas sustancias, y una de ellas es esta. Permite funcionar de forma normal bajo sus efectos y da muchísima euforia, casi tanta como bajón la mañana siguiente y justo este bajón desaparece por completo si se consume de nuevo. Así pues invita a seguir tomándola aunque hacerlo o no no lo decide ella sino tú.

Caer en la rueda incluso con la peor droga del mundo sigue siendo una elección personal aunque nos pese y aunque a veces sea difícil mantenerse firme en los propios límites.




- Ya me habían advertido que era un libertino, y que se comienza por estudiar química y se acaba haciendo pastillas... pero cocaína?


- Me considero más liberal que libertino y aunque tengo un poquito de cada de conocerme ni se te ocurriría nombrarme como tal. Convivo con mi pareja desde hace mas de una década, he estudiado, trabajado, participado en asociaciones y hecho voluntariado. Llevo una vida medianamente ordenada y soy muy casero. Como ves a la estampa sólo le falta un poco de farlopa (avisé sobre mi humor) jajajajaja!!!


Bueno el tema de la coca saló a partir de una vez que tras pasar muchos años sin probarla me invitaron a una fila y acepté. El efecto fue muy distinto al que recordaba y no me gustó en absoluto. Pensé que sería un tema de pureza, corte o algo por el estilo y me decidí a probar la extracción e intentar reencontrar las sensaciones que recordaba de antaño. Finalmente tras obtenerla y asegurarme que era un producto de calidad vi que realmente no terminaba de gustarme. Me bloqueaba, no disfrutaba del momento y lo que era peor, me ponía de mala leche!


A mi pareja le pasó todo lo contrario, le gustó mucho así que de vez en cuando, cuando le apetece y tengo tiempo le extraigo su medio gramete.


- Pero usted ni es químico ni estudiante... y para hacer esas cosas hace falta interés y formación. ¿Qué vino primero?


- ¿La gallina o el huevo? Un poco todo a la vez. De pequeño pedí el Quimicefa a los reyes magos y a los años ya lo había ampliado y tuneado con productos algo más resultones que las cuatro sales tontas que ponen. Aun lo conservo como fetiche.


Luego no me acordé más de la química hasta que tomé éxtasis por primera vez y pensé que aquello que tanto me gustó debía aprender a fabricarlo. Pero nada, aun estaba en BUP y las aguas siguieron otro cauce. Aquí abandoné durante años cualquier consumo de drogas ilegales hasta que un día, pasados los años me di cuenta que las echaba de menos. Retomé el contacto con el tema aunque desde internet y casi por casualidad terminé en foros y páginas de química clandestina. El cariño hizo el roce y hasta hoy.




- ¿Qué le ha aportado el hecho de ser capaz de sintetizarse o extraerse sus propias drogas o las de su pareja?


- Poco más que satisfacción personal y entretenimiento. A nivel económico ha sido una ruina, sobre todo al principio que inviertes en materiales que no sirven del todo o en precursores que tu poca mano hace que se vayan por el retrete. Es cierto que al final terminas cogiendo el punto y sale algo más económico pero ni mi consumo es tan elevado ni la cantidad que hago es suficiente como para notar el ahorro. En este sentido es mejor comprar las drogas hechas y ahorrarte el tiempo.

Otra cosa que me llena bastante es el hecho de no pasar por el gran narco de sudamerica/EEUU. En fin, podríamos estar hablando largo y tendido sobre el tema pero aunque sea a nivel simbólico no financiar con los vicios de mi pareja toda aquella barbaridad me proporciona cierta satisfacción.


- ¿No puede pagar a los honrados trabajadores del mercado negro subvencionados por el estado y su prohibición?


- ¡Claro que podría! pero sólo con lo que no pueda obtener con mis propios medios y mientras haya garantías de un mínimo de calidad y seguridad en el producto. Si no fuera así ¿donde estaría la gracia?


- ¡Cómo no va a haber paro, si ni el mercado negro se puede mantener ya por gente como usted!


- Creo que el paro no lo solucionaríamos si yo ni los que como yo dejáramos de hacer experimentos. Te aseguro que si de mi dependiera las drogas crearían más puestos de trabajo que ahora y no justamente remunerados en B.

Creo que sufrir por el futuro del mercado negro es como sufrir por el futuro del sol o del universo mientras los políticos no empiecen a tomar medidas valientes al respecto.


- Pero diga lo que diga, hablándome de psiquedélicos, de opiáceos, de MDMA, de metanfetamina y cocaína, usted no puede estar bien de la cabeza.

Ya sabe que las drogas cuando son consumidas crean un agujero en el cerebro por el cual pasamos a estar controlados por esas sustancias...

- JUAJUAJUA!!! Es que no me dejarán nunca de hacer gracia este tipo de frases. Son tan ridículas que incluso sospecho que quien acaba de formularlas no puede evitar sentirse un poco incómodo ante sus interlocutores.

En cualquier caso, y para asegurarme que no sea yo quien está haciendo el ridículo, tiene usted algún estudio científico y de nuestra era que demuestre tal afirmación? O incluso más, ¿que simplemente cree indicios al respecto? Nunca está de mas leer cosas nuevas...

- Déjese de estudios, coño, o me va a negar lo que todo el mundo sabe? eh?

Sólo los drogadictos como usted son capaces de negar obviedades tan evidentes!!
Todo el mundo conoce el hecho de que los estudiantes universitarios hacen LSD en sus ratos libres, para sacarse unos dineritos extras... me equivoco?

- Yo es que en mi facultad debíamos ser muy tontos. De hecho en toda la universidad lo éramos porque encontrar un secante de LSD era casi una odisea. Es más, creo que en todas las universidades de mi provincia eramos tontos porque allí de LSD había el bajado de Amsterdam y poco más. ¿Viviremos en un continente de garrulos en el que ni los estudiantes universitarios son capaces de fabricar LSD?




- Es la única droga que parece que no ha nombrado en su lista de delitos y de futuros ilícitos..por qué? Por qué no hace LSD, porque ya no es universitario? Demasiada competencia, verdad?


- De la mayoría de drogas lúdicas que se consumen habitualmente esta es con diferencia la más difícil de obtener.

Primero de todo los precursores son difíciles de producir o sacar de algún lado y de hacerlo hay algunos muy tóxicos y activos en cantidades mínimas. Estos, al igual que el mismo LSD se degradan fácilmente y hay que guardarlos y tratarlos con una serie de requisitos mínimos.

También tenemos que las reacciones son bastante rígidas, permiten poco margen a imperfecciones e impurezas y muchas veces precisan de material algo específico y caro. En resumen, es una síntesis que guardo para cuando me jubile y vaya a la universidad de nuevo esta vez a estudiar químicas.


Supongo que este tipo de mitos que comenta los creó la historia de Owsley pero te aseguro que en aquella época ni los precursores estaban tan controlados como ahora ni los procedimientos que utilizaba eran ni de lejos rudimentarios.


Si hay algún estudiante corto de efectivo leyendo la entrevista le puedo asegurar que le resultará más rentable y productivo repartir pizzas que plantearse una odisea de tal calibre.



- ¿Cómo? ¿Me niega usted que eso sea así? ¿Entonces de dónde sale la LSD?


- Lo niego y categóricamente. Todo el LSD que hay ahora mismo en el planeta sale de unas pocas manos. Digamos que los químicos clandestinos que se dedican a ello cabrían juntos en una foto y a la mayoría se les podría ver bien la cara. A parte de estar versado en el arte se necesita un alto grado de nostalgia y pasión para dedicartse a ello. No creo que se mueran de hambre claro está, lo que si es seguro es que podrían hacer mucho más dinero y simplificarse la vida fabricando cualquier otra droga.


- Habrá visto que en los foros en que se habla de drogas en internet, siempre hay algún sacrificado personaje que está obsesionado con fabricar sus propio LSD.... y que asegura ser químico, y estar más que preparado.

Y seguro que también ha tenido ocasión de leer a los que, como usted, se dedican a hacer metanfetamina... o bueno, eso creen ellos.
Alguno, se dice, ha conseguido hasta sintetizar gaseosa con ingeniosas reacciones caseras y materiales elementales.... ¿qué opina de esto?

- Es cierto que cuando entro en los foros y veo títulos de mensajes relacionados con el tema me alegra. Aunque normalmente la alegría dura sólo el tiempo de abrir el hilo y ver el poco esfuerzo que esta gente está dispuesta a invertir en el asunto y la poca vista con la que lo enfocan.


No se trata de nacer enseñado pero tampoco se puede esperar que te guíen paso a paso cogiéndote de la manita. Esta misma gente cuando aparece alguien con un poco de cordura que les da consejos y les manda mensajes entre líneas en vez de escuchar e intentar reflexionar saltan ariscos y se entregan al primer personaje que suelta cuatro tecnicismos juntos.


Y esto no sólo es triste sino que puede resultar peligroso.


Hace poco he visto un caso, relacionado con la producción de metanfetamina, que poco faltó si no resultó en una explosión o una fuga de tóxicos bastante complicada.

Sabía más quien preguntaba que el que contestaba (aunque dice ser estudiante de químicas, y se psas el día dando consejos en ese área, sin acertar una...).
Y esa es la tónica en estos foros: el saber te hace darte cuenta de los que ignoras... y el ignorar, te hace creer que sabes.

Al menos el que lo intentaba tenía el valor de ponerse manos a la obra, mientras que el "experto consejero" no hacía más que contestar obviedades o tonterías que con los cuatro tecnicismos ya mencionados, parecían tener cierto aire de seriedad y de veracidad.



En el caso del LSD y los foros de internet, básicamente me dedico a divertirme leyendo pseudociencia ridícula, la cosa no va a pasar de aquí y nadie va a sufrir ningún daño pero en el caso de la metanfetamina la cosa es mas seria.


La ruta más sencilla para la síntesis incluye fósforo rojo y yodo... y aquí está el tema. Manipular eso bajo las instrucciones de alguien que no sabe de que habla es exponerse a redecorar tu vida en un santiamén.


Da igual que sea químico, un mecánico de coches puede no saber desmontar el motor de un avión por mucho que lo intuya y tenga una base de conocimiento al respecto.


El caso en concreto que antes comentaba, lo seguí hace días en un foro muy conocido. Se trata de una persona que se ha construido un aparato de reflujo casero. Con una bombilla ha montado un matraz. Luego ha soldado tubos de cobre de tal manera que lo puede utilizar como condensador y lo ha fijado todo en una estructura para que se aguante en una posición adecuada.


Pues bien, todo este esfuerzo no ha valido para nada ya que ha seguido las instrucciones de alguien que sabe del tema pero no de este tema.


Primero de todo no ha tenido en cuenta que la reacción se lleva a cabo gracias al contacto de la efedrina con un ácido, en este caso el yodhídrico que se evapora del matraz y condensa en el refrigerante durante la síntesis, pues bien, ¿qué pasa con los ácidos y los metales en contacto?


Luego no se de donde ha improvisado las proporciones de precursores pero no encajan ni por asomo a lo que tendrían que ser. En este caso no pasa nada porque se ha pasado de agua pero ¿qué habría pasado si justamente hubiera fallado en carencia?

Pues incendio, y de los jodidos.

En fin, finalmente tampoco es necesario alarmarse tanto porque resulta que el fósforo lo sacó de las cabezas de las cerillas así que de fósforo en el matraz habrá poco o nada pero vaya, vete a saber que es lo que hay en contacto con el yodo y siendo calentado...


El chico del invento en cuestión apunta maneras pero necesita fondo, lectura y discreción.

Deberían cuidarse más, a la hora de poner fotos sobre sus actividades, o el material que usan: nunca sabes de donde te puede salir el peor gusano.

Ahora de este chico, hablan en otros foros como si fuera el más avanzado en producción de metanfetamina... y otros quieren seguir su ejemplo.

¿Recuerda que el que le guiaba era un ciego que creía estudiar químicas y dominarlas?
Imagine un grupo de experimentadores guiados por el desconocimiento, el afán y este maestro...

Mucho cuidado con los consejos de desconocidos y con las recetas milagrosas. Una síntesis química no es una receta de cocina y esto hay que tenerlo en cuenta.


Existe una cantidad interminable de información para todos los gustos acerca de la síntesis de sustancias en internet e incluso en este sitio tan raro llamado biblioteca. Un truco para empezar a distinguirlas es aprender inglés, como mínimo inglés técnico a nivel de lectura y leer todas las síntesis que se encuentren y todos los foros que hablen del tema.


Sólo comparando y resolviendo las propias dudas con nuevos textos y libros le darán a uno la capacidad no sólo para llevarla a cabo sino que también para actuar en caso de emergencia. Cosa tan o más importante que el propio objetivo.


Si te quieres un poco es imperativo saber lo que haces en cada momento, porqué lo haces, cuales son los riesgos por separado de lo que va a intervenir y cuales son los riesgos de lo que interviene estando junto.




- ¿Qué consejo les daría entonces, a los que decidieron emplear el método de "a mi por cojones que me sale la puta metanfetamina"?


- Que utilicen los cojones para estudiar las síntesis reales y no las recetillas que corren por internet. Cuando hayan perdido los cojones y empiecen a sentirse un poco más eunucos y a ser un poco más temerosos y discretos entonces es que empiezan a aprender de veras y podrán empezar a plantearse si llevarla a cabo o no.

Ah si! Y que de hacerlo que se guarden medio cojoncito por si la cosa termina en incendio y/o gas tóxico poder solucionarlo.

- ¿Y a los que no saben ni escribir "química" sin cometer dos o tres faltas de ortografía?


- De dos faltas para arriba, que pillen un gramo de speed, un poco de cafeína, algo blanco que encuentren por la cocina (manteniendo el botiquín lejos), lo junten todo en una bolsita e inviten a sus amigos a eso que se han currado esta tarde.

Con una falta o menos: aplicar el método de los cojones.

- ¿Hay un perfil mínimo como para plantearse el abordaje de esa síntesis o realmente un mono con dos chicles, un flexo y un litro de vinagre puede hacer metanfetamina y otras drogas?


- Yo siempre digo que cualquiera puede hacer esta síntesis. Ahora bien, cuando digo cualquiera me refiero cualquiera dispuesto a invertir tiempo, esfuerzo y seguramente dinero en ello sin esperar nada a cambio.

Yo mismo, empecé sólo con la química de EGB y con el inglés de COU. Aprendí inglés técnico investigando la síntesis reactivo a reactivo paso a paso desgranándola y sin fecha límite.

Tardé más de un año a intentarlo por primera vez y más de dos a obtener mi primer resultado. También tuve algún susto pero pude sortearlo sin ninguna consecuencia.


Insisto mucho en esto: las recetillas no acostumbran a alertar sobre los peligros y hay que tenerlos en cuenta. Cualquiera que no sea capaz de tenerlos en cuenta, como el mono de los chicles de antes, no es un buen candidato para tal empresa.



(Seguirá...)

sábado, 24 de enero de 2009

Filtros especiales para extracciones e inyectables.

"Se cometen muchos menos errores
usando datos incorrectos
que no empleando dato alguno"

Charles Babbage


En alguna ocasión se ha hablado aquí de las purificaciones de sustancias, como parte de los pasos que se pueden dar en un consumo orientado a la reducción de riesgos.
Aunque el ejemplo que se puso, gráficamente ayudado, fue con un fármaco que tiene uso lúdico, no representaba el mejor ejemplo de lo que se podría lograr con esos métodos, ya que sus diluyentes al menos son conocidos y no resultan dañinos para la salud (más allá de tupirte las narices si esnifas demasiado yeso de tomarlo sin purificar).

Hay otros casos, en los que el uso de métodos algo más avanzados de purificación de la sustancia deberían ser obligatorios para todo aquel que tenga algo de masa encefálica dentro del cráneo.

Hablo de los inyectables que se preparan partiendo de la heroína, cocaína u otros productos adquiridos fuera del entorno farmacéutico y más concretamente, a aquellos que no están pensados para ser inyectados.

En esta ocasión, y aunque la sustancia que se va a usar como ejemplo gráfico, es la misma (el metilfenidato) se podrá ver como emplear un filtro de 0'45 micrómetros de diámetro (o lo que es igual... 450 nanómetros) en sus agujeros, para filtrar una solución y dejarla "casi" preparada para poderse inyectar y habiendo eliminado todos los restos no solubles y también una buena parte de las bacterias que la muestra original pudiera tener.

¿Bacterias también?

Pues sí.
Las bacterias miden la inmensa mayoría entre los 0'5 micrómetros y los micrómetros.
Este filtro, un "Sartorius" de 0'45 micrómetros, está por debajo del tamaño de la mayoría, con lo cual, la solución que resulta de pasarse por el filtro se puede considerar a casi todos los efectos, una solución estéril.

Esto es un filtro Sartorius (es sólo la marca, hay otros como "Sterijet").



No es más que un pequeño trozo de plástico circular, con dos zonas que en medio contiene un filtro que funciona con la presión de la inyección de una jeringuilla común.
Tiene un enganche en su parte trasera para la jeringuilla y uno en la delantera para que si se quiere, la solución ya filtrada, vaya directamente a un recipiente adecuado a través de un tubo o catéter de plástico.

Las especificaciones del filtro.



En su parte trasera vemos las carecterísticas y sobre todo, ese número que indica qué clase de filtrado vamos a obtener usandolo.
En este caso.... 0'45 micrómentros.

Y comenzamos, con una disolución de "Rubifen" para extraerle el metilfenidato, pero que en este caso podría ser de heroína para inyectarse, o de cocaína (siempre atendiendo a la capacidad de disolución) vamos a pasarla por el filtro.
Aunque se ha dejado reposar, y esta el metilfenidato disuelto y el yeso en el fondo, SIEMPRE quedan partículas de yeso y de otros no solubles, como el polvo y bacterias en ella.
Y aunque no fuera así, en el momento que absorbemos del recipiente donde está para separarlas, siempre se produce movimiento aunque nosotros no lo veamos.

Lo cierto es que yo moví un poco la solución para ver el efecto del filtro mejor...
Lo del vaso es la solución de Rubifen (yeso y mfd).


Ese es el material usado.
El vaso con el producto disuelto, jeringuilla, y un vaso estéril de muestras.

El procedimiento es simple; se carga la jeringuilla con la disolución ya hecha, y se conecta el filtro en la punta de la misma.
Se presiona (sin hacer demasiada fuerza, no es necesario) y por el otro lado, sale el producto en disolución de una forma totalmente limpia: transparente y sin una sola partícula.
Hacía tiempo que no veía yo un agua asi de transparente... y daban ganas beberla (si no fuera porque tenía dentro casi medio gramo de metilfenidato.


La jeringa cargada y a punto para soltar el producto de su filtrado en un vaso, aunque podría ser otro recipiente o incluso un cateter.
Purificar y limpiar de posiles bacterias, tiene muchos usos posibles.


Y aquí el vaso tras una cuantas jeringuillas que recogieron toda la disolución (me pasé con el agua, pero me daba igual porque no tenía prisa).
Luego lo que queda, ya sabéis lo que es: evaporar.

Tened en cuenta que si vais a usarlo como solución inyectable, el proceso acaba aquí, y que no es bueno para inyectarse cualquier agua, sino una solución esteril y además, que esté equilibrada tanto en su ph como en su carga de sales e iones, para que no provoque destrucción celular en las células y tejidos que primero encuentre.
¿Por qué?

Porque cuando en un sistema que está a una cierta concentración de sales, introducir una gran cantidad de fluido que no está a esa concentración, hará que o bien las células tengan que soltar iones para equilibrarse (a través de su membrana osmótica) o bien adquirirlos.

Esto puede hacerlas explotar, y de hecho, para obtener la carga en cromosomas de un nucleo celular, en el laboratorio se usa el agua.
Una gota de agua sobre la celula, la hace explotar por la diferencia de iones entre el interior y el exterior.

Es por eso que no se debe beber el agua destilada: robaría iones de todo el aparato digestivo hasta equilibrarse con el resto del cuerpo.
No es venenosa como piensan algunos. Yo la he bebido en ocasiones, pero no mas de un par de jeringas de 10 mililitros para probar a ver si le saco algún sabor. No más que eso.

Cuando el objetivo sólo era refinar aun más una solución para extraer algo, sólo ya hay que seguir con el proceso habitual.
Primero evaporar con tiempo o al baño maría, sobre una superficie que luego se pueda rascar para extraerlo. Y luego recolectar.

Este es el plato, cubierto de cristales de metilfenidato que obtuve con esta disolución ultrapurificada.


Bien cargado de blanco nuclear... cristales, ñam!!!

Y este el resultado final, en una foto un poco más atrevida que no ha conseguido captar la belleza de algunos de ellos, pero seguro que da una idea y pone los dientes largos, sobre lo que rascando saqué de ese platito.


Esos cristales níveos dan gusto sólo con verlos.

Aunque seguro que otros disfrutan más de lo que les tengo preparados para la próxima entrada. No me resisto a decirlo.

La próxima semana, y para gusto de aquellos que se están iniciando con la química o con las cuestiones de la ciencia más práctica, tendréis una entrevista a un personaje de lo más curioso. Aunque trabaja como educador en Francia, nació en España y ha residido aquí durante casi toda su vida hasta hace unos años que emigró.

No es alguien que haya hecho una carrera de ciencias, pero sin embargo, entre sus pasatiempos, está la síntesis de sustancias, y otras cuestiones más sencillas y prosaicas, como prepararle a su pareja para salir de fiesta medio gramo de cocaína pura extraída por él mismo de la planta de la coca (como quien hace una tortilla), y tratada hasta acabar siendo un clorhidrato de cocaína de la mejor calidad (no sólo no tiene nada que envidiar al producido en Sudamérica, sino que le supera en muchos aspectos, y sobre todo, en pureza y ausencia de adulterantes).

Seguro que devoraréis sus palabras, y que os encantarán las fotos de algún proceso.

¿Quién dijo que la ciencia era aburrida?